Cómo conseguir un ahorro en la factura de la luz siendo autónomo

 

El régimen laboral de autónomo es el que más ha crecido en los últimos años: cada vez más personas deciden emprender, poner en marcha un negocio o convertirse en sus propios jefes trabajando desde casa o en un «coworking».

Antes de convertirnos en autónomos, debemos valorar cuáles son los gastos que tendremos que asumir como parte de este colectivo.

A priori, los más importantes son aquellos relacionados con el ejercicio de nuestra actividad laboral, como la cuota de la Seguridad Social, los impuestos o la asesoría fiscal/contable. Sin embargo, también hay otros gastos fijos como alquileres, materiales o suministros (luz, agua, Internet, teléfono, etc.) que conviene tener bajo control.

¿Quieres saber cómo conseguir un ahorro en la factura de la luz siendo autónomo? ¡Hoy en Aldro te lo contamos!

El ahorro, fundamental para los autónomos

Ser autónomo es sinónimo de control de gastos. Al fin y al cabo, llevar bien las cuentas es fundamental para el éxito de cualquier negocio.

Actualmente tenemos varias formas de ahorrar siendo autónomos. Por ejemplo, podemos deducir en la declaración del IRPF de aquellos gastos vinculados al desarrollo de nuestra actividad económica, siempre que sean justificados y estén registrados en nuestra contabilidad. Además, los autónomos podemos beneficiarnos de bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social con tarifas planas o reducciones de hasta el 80%.

Eso sí, si decides convertirte en autónomo/a, tendrás que decidir entre montar tu oficina en casa o alquilar un local o un espacio en un «coworking». ¡Una decisión muy importante!

En el primer caso, te ahorrarás el coste de alquiler y los gastos de desplazamiento. Sin embargo, es posible que tus facturas de suministros aumenten. Si eliges desarrollar tu trabajo en una oficina compartida, ahorrarás hasta un 60%  en gastos fijos.

En todos los casos, uno de tus objetivos será que tus facturas de la luz no se “disparen”.

 

Ahorro en la factura de la luz: 5 consejos para autónomos y emprendedores

Con las nuevas tarifas eléctricas, las horas de máximo coste de la luz corresponden con el horario de trabajo de muchos autónomos, y esto es algo que les trae de cabeza.

Si es tu caso, debes saber que el ahorro en la factura de la luz para los autónomos en los coworking está garantizado: estos espacios de trabajo suelen planificarse en torno al concepto del consumo responsable y la eficiencia, y ofrecen tarifas de suministros más económicas incluidas en el alquiler.

Si tienes tu propia oficina o si trabajas desde casa, para ahorrar en tu factura de la luz puedes seguir los mismos hábitos que seguirías en cualquier empresa, entre ellos:

Aprovecha la luz natural

Una de las principales normas para ahorrar en la factura de la luz es facilitar el uso de la iluminación natural en el espacio de trabajo. Nuestro consejo es abrir las persianas y aprovechar al máximo las horas de sol.

Sustituye las bombillas por luces LED

Las bombillas tradicionales incrementan nuestro gasto energético sin darnos cuenta. Sin embargo, las luces LED consumen la mitad que las bombillas de bajo consumo y hasta 9 veces menos que las bombillas incandescentes, así que el ahorro en tu factura de la luz está garantizado.

Ventila tu espacio de trabajo

La ventilación también es importante para ahorrar energía en tu lugar de trabajo. Nuestra recomendación es abrir las ventanas de manera organizada para que el aire circule. De esta forma, reducirás el consumo de aire acondicionado.

Invierte en equipos de climatización eficientes e «inteligentes»

El confort es fundamental en el lugar de trabajo, tanto en invierno como en verano. Por eso, invertir en sistemas de climatización eficientes es una forma segura de garantizar el ahorro en tus facturas de la luz.

Lo ideal es mantener estos equipos a una temperatura media y dejarlos encendidos durante toda la jornada laboral.

Usar termostatos para encenderlos o apagarlos una vez se haya alcanzado la temperatura adecuada es una buena alternativa. Otra elección para ahorrar es usar los modos de programación y ECO.

¿Otro consejo para ahorrar energía? Apaga los equipos un poco antes de acabar tu jornada laboral, cuando tu espacio de trabajo haya alcanzado la temperatura idónea.

No dejes enchufados aparatos eléctricos que no utilices

Este es un consejo básico para ahorrar en las facturas de la luz que podemos aplicar tanto en el hogar como en la oficina, que para muchos autónomos es el mismo lugar.

Los aparatos enchufados a la corriente eléctrica consumen energía aunque se encuentren apagados. Por tanto, cuando acabes de trabajar, desenchufa ordenadores, routers, impresoras, etc. También conviene dejar el ordenador en “modo reposo” si haces una pausa, o desconectar los cargadores de móviles y tablets cuando no los utilices.

Por último, para conseguir un ahorro energético real en tu factura de la luz, realiza una auditoría energética de tu negocio u oficina. De esta forma, podrás elegir la tarifa eléctrica que mejor encaje con tus necesidades. ¿Empezamos?

Esta entrada ha sido publicada en Trucos y consejos y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =