5 beneficios de tener tu propio cargador de coche eléctrico

¿Aún no conoces los beneficios de tener tu propio cargador de coche eléctrico? Entonces has llegado al artículo perfecto. ¡En Aldro te los contamos todos!

Cada vez más personas compran coches eléctricos, una alternativa de transporte sostenible y respetuosa con el entorno que ofrece muchas ventajas.

La primera es que, actualmente, existen subvenciones y ayudas para promover la adquisición de este tipo de vehículos, ya que la mayoría son más caros que los modelos convencionales.

Otros beneficios de comprar un coche eléctrico son:

  • Su consumo de combustible “eléctrico” es inferior al gasto en diesel o gasolina para realizar el mismo trayecto.
  • No producen contaminación acústica.
  • Los gastos de mantenimiento de las baterías eléctricas son mínimos.
  • Están exentos de pagar el impuesto de matriculación.
  • Se benefician de descuentos de hasta el 75% en el impuesto de circulación.
  • Pueden acceder al carril bus y circular sin restricciones en ciudades que activan protocolos de contaminación.
  • Están exentos de pagar la tarifa de aparcamiento regulada en algunas ciudades.
  • Sus seguros suelen ser más baratos.

¿Dónde se recargan los coches eléctricos?

Las opciones de recarga son uno de los aspectos que más preocupan a los compradores de coches eléctricos. Debido al aumento de los coches eléctricos y en previsión de un crecimiento constante en los próximos años, muchas ciudades ya han comenzado a instalar puntos de recarga gratuitos que funcionan con energía solar.

Además, tanto las empresas eléctricas como las gasolineras tradicionales planifican cómo crear una completa red de puntos de recarga.

Los talleres mecánicos, los parkings y los centros comerciales son otros lugares donde podemos encontrar puntos de recarga para nuestro coche eléctrico.

Pero no solo eso: muchas personas se plantean instalar un cargador en su domicilio o garaje. ¿Te lo has planteado tú alguna vez?

 

Ventajas de tener un cargador de coche eléctrico en casa

Comodidad. Podrás cargar el vehículo en tu propio domicilio, sin tener que desplazarte, cuando lo necesites o cuando tus horarios te lo permitan. Si dispones de fuentes de energía renovable para generar tu propia electricidad (por ejemplo, placas solares) podrás utilizar esta energía para recargar tu coche, por lo que el ahorro será doble.

Facilidad. Los cargadores para coches eléctricos actuales adaptan la carga al consumo de la vivienda. ¿Qué quiere decir esto? Que el diferencial no saltará y no tendrás que aumentar tu potencia contratada.

Seguridad. Con un cargador de coche eléctrico propio sabrás que utilizas el cable adecuado o que el equipo está en perfectas condiciones. Además, podrás salir de casa con la batería completamente llena, lo que te garantiza la máxima autonomía para realizar tus trayectos por la ciudad, con la tranquilidad de poder volver a tu propio punto de recarga cuando lo necesites.

Velocidad. Si instalamos un cargador de coche eléctrico inteligente en nuestro garaje, la recarga puede ser hasta diez veces más rápida que si conectamos la batería a un enchufe convencional.

Ahorro. Con un sistema de carga para tu coche eléctrico en casa ahorrarás dinero: muchos de estos dispositivos pueden programarse para usarlos cuando las tarifas de electricidad son más baratas. Algunos cargadores con módulo de programación (sobre los que hablamos en el siguiente punto de este artículo) incluso permiten gestionar la carga mediante una App en tu Smartphone.

 

¿Cómo instalar tu punto de recarga en casa?

Instalar un punto para cargar un coche eléctrico en casa es más sencillo de lo que parece, tanto si vives en una casa unifamiliar como si tienes una plaza en un garaje comunitario. En el segundo caso, y según la Ley de Propiedad Horizontal, no será necesario someter la instalación a la aprobación de una junta de propietarios, aunque debes avisar a la Comunidad por escrito.

En ambas situaciones será necesario contar con un instalador autorizado para garantizar el cumplimiento del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión ITC-BT-52, donde se regula la infraestructura de recarga para coches eléctricos.

Siempre que sea posible, la recomendación es utilizar el contador de tu vivienda para cargar el coche eléctrico. Puesto que normalmente los contadores de luz están situados en la planta baja de los edificios, no será complicado hacer la conexión. De esta forma, podrás unificar el consumo del hogar y el del coche eléctrico en un mismo contrato, sin pagar dos términos de potencia y sin pagar dos facturas.

En caso de necesitar hacer la conexión del cargador de tu coche eléctrico al contador de la comunidad de vecinos, será necesario poner un contador secundario para que pagues la electricidad que consumas en tu punto de recarga.

Respecto al tipo de cargador de coche eléctrico, existen dos alternativas: los cargadores de pared o los enchufes domésticos. Lo aconsejable es optar por los primeros, ya que con los enchufes domésticos tardarás más tiempo en cargar tu coche.

Por último, la potencia del cargador dependerá de la instalación eléctrica: la carga normal se realiza desde 16A y 3,6 kW hasta 32A y 7,4 kW.

Si estás pensando en instalar un cargador para tu coche eléctrico en casa, contacta con ALDRO energía. Somos tu comercializadora de confianza y te ofrecemos tarifas eléctricas adaptadas a tus necesidades de consumo.

Esta entrada ha sido publicada en Trucos y consejos y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =