Día Mundial del Reciclaje: ¿sabes dónde reciclar todos los objetos del hogar?

¿Cuántas veces te has preguntado si se pueden reciclar las bombillas, las cápsulas de café o los envoltorios?

El hábito del reciclaje lleva años instaurado en España, pero lo cierto es que todavía quedan dudas que los expertos de Aldro nos ayudan a resolver en este Día Mundial del Reciclaje.

Bombillas: existen contenedores específicos ubicados en tiendas o puntos limpios para reciclar bombillas

Cápsulas de café: a pesar de lo que muchos piensan, no son reciclables, así que no debemos arrojarlas al contenedor amarillo. Algunos fabricantes de cápsulas ofrecen sus propios contenedores para recoger las usadas.

Tapas de envases y tarros: la mayor parte de los envases, aunque no todos, se reciclan en el contenedor amarillo. Entre los productos que todavía suelen suscitar dudas son los tapones de los envases. En este caso, las tapas de plástico (briks, las de los yogures…) se depositan en el contenedor amarillo, y también las de los botes de vidrio.

Envoltorios y bandejas de alimentos: van al contenedor amarillo envoltorios (de caramelos, chicles, bombones, etc.) tanto los plásticos como los metalizados, plástico de burbujas, celofán, corcho blanco, bolsas de frutos secos, sobres de sopas, abrazaderas de plástico de las latas, plástico que envuelve botellas y tetrabriks, bolsas de plástico de alimentos, bolsas de redecilla de fruta y patatas, bandejas para alimentos y el plástico fino que los envuelve y envoltorios triangulares de sándwiches.

Material de escritura: los rotuladores, bolígrafos se depositan en el contenedor de basura; aunque sus cajas de plástico, al amarillo.

Papel de aluminio: se reciclan en el contenedor amarillo, aunque mucho mejor si es en forma de bola.  

Productos mezclados: sobres de papel con ventanilla de plástico, o cualquier otro con mezcla de materiales reciclables, deben separarse para dejarlos en el contenedor correspondiente.

 

Segunda vida a los productos

Antes de tirar a la basura cualquier objeto o producto, recuerda que puedes darle una segunda vida donándolo a otras personas o dándole otra utilidad.

Juguetes: posiblemente haya otros niños que puedan aprovechar esos juguetes que nosotros ya no utilizamos evitando, además, deshacernos de ellos.

Ropa y calzado de niños: los niños crecen muy rápido y es muy habitual que la ropa y el calzado se les quede pequeño sin haberlo explotado al máximo. Donarlo a personas en situación de necesidad es beneficioso para ambas partes, y también para el medio ambiente.

Botes de vidrio:  jarrones, recipientes para velas, para lápices… los botes de vidrio tienen numerosas utilidades en el hogar que, además nos ayudarán a ahorrar en el día a día evitando la compra de nuevos.

Esta entrada ha sido publicada en Trucos y consejos y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =